Participa a Oikocredit! Selecciona la regió on vius

Tancar la finestra
Sevilla Catalunya Euskadi

Què són les Associacions de Suport?

Les Associacions de Suport a Oikocredit són col·lectius de persones voluntàries constituïdes legalment en forma d'associacions sense ànim de lucre. Els socis i sòcies d'aquestes associacions duen a terme tasques de sensibilització i difusió de la missió d'Oikocredit i són una part molt important de l'organització. Les Associacions de Suport són sòcies directes de la cooperativa Oikocredit Internacional, i com a tals, representen en ella a tots els seus socis i sòcies de l'estat espanyol. Actualment existeixen 3 Associacions de Suport: Euskadi, Catalunya i Sevilla.

També existeix un grup de voluntariat actiu a Madrid (pots trobar més informació sobre aquest grup i les seves activitats a: www.madrid.oikocredit.es.)

Catalunya
Cerca

La economía social y solidaria entra en el Parlamento Europeo

La economía social y solidaria entra en el Parlamento Europeo

CZZM1JZVIAARPOA_WEB(1)_M.JPGdimarts, 23 de de febrer de 2016

Hace cerca de un mes tuvo lugar la primera edición del I Foro Europeo de Economía Social y Solidaria (ESS) en el Parlamento Europeo, con la participación de más de 250 cooperativistas, académicos o activistas. Este encuentro va en la línea del reconocimiento que, en los últimos años, las finanzas éticas como Oikocredit u otros proyectos que promueven una economía más justa están teniendo en las instituciones.

Se constató que este sector creciente representa 14 millones de puestos de trabajo, concretamente un 6'5% de toda Europa. Además, se trata de una ocupación de calidad, sostenible y con respecto por el medio ambiente, así como con un impacto positivo en las respectivas comunidades, tal como explicó el eurodiputado Miguel Urban, del grupo GUE/NGL.

Varios académicos pidieron que la economía social y solidaria deje de ser un sector testimonial para ser un eje fundamental de las políticas de la UE, y un eje transversal de una Europa más justa y solidaria. José Luis Monzón reclamó un «reconocimiento jurídico, político, contable e institucional» por parte de las instituciones europeas.

Se reivindicó el trabajo hecho por parte de la ESS en aquellos territorios olvidados por grandes multinacionales que priorizan, únicamente, el beneficio económico, ya sea reduciendo costes laborales o trasladándose a paraísos fiscales. Además, se criticó la enorme influencia de estos grandes lobbies empresariales sobre los poderes políticos, dificultando la aparición de otros modelos empresariales o el repartimiento de la riqueza.

En definitiva, se pidió a la Unión Europea que aplique aquello que concluyó el Consejo de la UE en 2015, que se tome de forma seria este modelo empresarial y que las instituciones europeas impulsen la ESS como un motor para el desarrollo económico y social en Europa. Reclamaba también que se haga en el marco de unas demandas por nuevas maneras de hacer política y de los cambios económicos que están surgiendo en la eurozona.

« Enrere

Arxiu de notícies

« Previous Next »

de novembre 2019

d’octubre

de juliol 2018

de novembre 2017

de maig

de gener

de setembre 2016

de maig

d’abril

de març

de febrer

de desembre 2015