¡Participa en Oikocredit! Selecciona la región en la que vives

Cerrar la ventana
Sevilla Catalunya Euskadi

¿Qué son las Asociaciones de Apoyo?

Las Asociaciones de Apoyo a Oikocredit son colectivos de personas voluntarias constituidas legalmente en forma de asociaciones sin ánimo de lucro. Los socios y socias de estas asociaciones llevan a cabo tareas de sensibilización y difusión de la misión de Oikocredit y son una parte muy importante de la organización. Las Asociaciones de Apoyo son socias directas de la cooperativa Oikocredit Internacional, y como tales, representan en ella a todos sus socios y socias de España. Actualmente existen 3 Asociaciones de Apoyo: País Vasco, Catalunya y Sevilla.

También existe un grupo de voluntariado activo en Madrid (puedes encontrar más información sobre este grupo y sus actividades en: www.madrid.oikocredit.es).

Catalunya
Buscar

Informe trimestral: Resistiendo la crisis

Pulsa "<< Previous" para noticias anteriores
Pulsa "Next >>" para noticias más recientes

Informe trimestral: Resistiendo la crisis

images.jpegmartes, 26 de mayo de 2020

Cuatro veces al año Oikocredit publica los principales hechos y cifras del trimestre anterior. Aquí brindamos tanto a las personas que realizan inversión en Oikocredit y como a otras personas interesadas en Oikocredit un contexto de fondo adicional.

El trabajo de Oikocredit en el primer trimestre del año se vio afectado por la aparición de la pandemia de coronavirus (Covid-19). Esto ha significado la adaptación de nuestros planes y pronósticos. En marzo pospusimos el crecimiento previsto de nuestra cartera de financiación del desarrollo, redujimos la refinanciación y suspendimos el desembolso de préstamos a nuevas organizaciones asociadas. Ahora nos centramos en apoyar a nuestros socios actuales durante la crisis. Este apoyo significa que podemos permitir que los socios reembolsen más tarde, o que incluso proporcionemos liquidez adicional a pesar del aumento de los riesgos. Aunque el crecimiento de la cartera tiende a ser relativamente lento al comienzo de cada año , podemos ver los primeros efectos de la crisis del coronavirus en una disminución marginal del 4,4% en los préstamos e inversiones hasta 1.017,4 millones de euros.

Estamos evaluando el posible impacto de la crisis en el valor de la cartera de financiación del desarrollo para proteger las inversiones de nuestros miembros e inversores. Sin embargo, todavía es demasiado pronto para medir el impacto esperado, porque en muchos países en los que trabajamos no está claro cuáles serán los efectos macroeconómicos a medio plazo. Junto con nuestras asociaciones de apoyo estamos en contacto regular con nuestros inversores para explicarles nuestras actividades y discutir las preocupaciones.

En general, los resultados financieros de Oikocredit en el primer trimestre de 2020 fueron inferiores a lo que habíamos proyectado a comienzos de año. Vimos un aumento en la cartera en riesgo, medida por el PAR 90 (el porcentaje de la cartera de crédito con pagos atrasados más de 90 días): esto creció de 5,4% en el cuarto trimestre de 2019 a 6,8%, principalmente con socios que ya estaban luchando por pagar a tiempo. Si bien el capital de los socios registró un importante aumento (un 2,0% hasta 1.152,8 millones de euros), la afluencia se ha ralentizado y las solicitudes de reembolso han aumentado ligeramente. El valor de nuestra cartera de inversiones a plazo (bonos) -la parte de los activos totales utilizada con fines de gestión de la liquidez- disminuyó a medida que los mercados de eurobonos reaccionaron a la incertidumbre financiera causada por la pandemia. Si bien el efecto de estas pérdidas no realizadas en nuestra cartera de bonos fue mucho menos severo que lo que vimos en los mercados de valores, la disminución de unos pocos puntos porcentuales en esta cartera sigue siendo significativa para Oikocredit. Recibimos ingresos por dividendos de capital pero experimentamos pérdidas por revaluación de nuestras acciones. El valor neto de los activos por acción disminuyó marginalmente de 214,41 a 213,30 euros.

Como nota positiva, la liquidez neta ha aumentado del 19,6% de los activos a fines de 2019 al 21,1%. Y nuestros gastos de explotación se han reducido, con el aplazamiento de las nuevas contrataciones de personal y la disminución de los gastos derivados de los viajes. Hemos incurrido en algunos gastos para ajustar el espacio de oficinas y para apoyar al personal que trabaja desde casa y es posible que veamos más gastos de inversión en tecnología de la información o gastos legales en el resto del año. Estamos siguiendo de cerca los acontecimientos y preparándonos para responder a los desafíos económicos más graves que nuestros socios tendrán que afrontar, casi con toda seguridad, dentro de poco tiempo.

Apoyo a los asociados

Oikocredit reconoce que muchas de las personas de bajos ingresos a las que sirven nuestros socios se verán muy afectadas por los efectos adversos de Covid-19. Nuestro personal en todo el mundo está trabajando estrechamente con nuestros más de 600 socios para evaluar la situación y ofrecer apoyo donde podamos, por ejemplo, con la planificación de la continuidad del negocio y la liquidez, reuniendo a los socios en línea para compartir experiencias y estableciendo un fondo solidario. Junto con otros inversores de impacto hemos acordado principios para alinear nuestra respuesta a la crisis y el apoyo a los socios y a las comunidades de bajos ingresos a las que sirven.

Lea más sobre las actividades de Oikocredit para enfrentar la crisis del coronavirus.

Perspectivas futuras

Tras la reestructuración de Oikocredit a fines de 2019, somos una organización más eficiente y eficiente y comenzamos el primer trimestre desde una posición de fortaleza. Sin embargo, como la crisis del coronavirus está teniendo repercusiones en todo el mundo, y debido al retraso que conlleva, prevemos que la desaceleración económica de los próximos meses causará serias dificultades financieras a algunos de nuestros socios. Es probable que los socios más vulnerables incumplan sus obligaciones y/o necesiten reestructurar sus pagos. Esperamos que se produzcan nuevos deterioros del patrimonio y una reducción de los ingresos a medida que hagamos mayores provisiones para pérdidas de préstamos. Es probable que la cartera en riesgo (PAR) aumente aún más.

Debido a estos efectos económicos a mediano plazo, es poco probable que se alcancen las metas financieras y de crecimiento que establecimos anteriormente para 2020. Por lo tanto, nuestro objetivo es mantener la continuidad y seguir vigilando y respondiendo a los acontecimientos. Colaboraremos estrechamente y a menudo con nuestros inversores y asociados para asegurarnos de que gestionamos la crisis de la manera más eficaz posible. Y trabajaremos con ahínco para ofrecer a nuestros socios el apoyo sostenible que necesitan para continuar su labor de ayuda a las personas de bajos ingresos.

« Atrás

Archivo de noticias

« Previous Next »

septiembre 2020

agosto

julio

junio

mayo

abril