¡Participa en Oikocredit! Selecciona la región en la que vives

Cerrar la ventana
Sevilla Catalunya Euskadi

¿Qué son las Asociaciones de Apoyo?

Las Asociaciones de Apoyo a Oikocredit son colectivos de personas voluntarias constituidas legalmente en forma de asociaciones sin ánimo de lucro. Los socios y socias de estas asociaciones llevan a cabo tareas de sensibilización y difusión de la misión de Oikocredit y son una parte muy importante de la organización. Las Asociaciones de Apoyo son socias directas de la cooperativa Oikocredit Internacional, y como tales, representan en ella a todos sus socios y socias de España. Actualmente existen 3 Asociaciones de Apoyo: País Vasco, Catalunya y Sevilla.

También existe un grupo de voluntariado activo en Madrid (puedes encontrar más información sobre este grupo y sus actividades en: www.madrid.oikocredit.es).

Catalunya
Buscar

No se trata sólo de crecimiento [entrevista]

No se trata sólo de crecimiento [entrevista]

Laura Pool Directora de Finanzas & Riesgomartes, 07 de abril de 2020

Laura Pool, Directora de Finanzas y Riesgos dice: "No se trata sólo del crecimiento de la cartera, sino de la calidad". En esta entrevista, ella brinda su visión sobre los resultados financieros, reflexiona sobre el desarrollo de Oikocredit como organización y habla sobre cómo estos resultados y desarrollos ayudarán a Oikocredit a enfrentar la actual crisis del coronavirus.

¿Cuáles son los aspectos más destacados de los resultados financieros de 2019?

El tema elegido para nuestro Informe Anual 2019 es 'un año de renovación'. 2019 fue, en efecto, un período de transición para Oikocredit. Tomamos decisiones estratégicas para lograr un crecimiento sano, seguro y sostenible que tenga el máximo impacto social y logramos resultados financieros positivos.

Nuestras ambiciosas proyecciones de crecimiento no se alcanzaron del todo, pero para mí, no se trata sólo de crecimiento en números sino también de la calidad detrás de los números. Hemos asegurado la calidad de la cartera mediante una evaluación exhaustiva de los riesgos y la aplicación de criterios en la selección de los socios, como umbrales mínimos para los criterios ambientales, sociales y de gobernanza.

También ralentizamos deliberadamente el crecimiento en algunas áreas en las que vimos aumentar los riesgos, en particular en algunos países de América Latina que se enfrentaban a la incertidumbre política y en nuestra cartera de agricultura. Los riesgos son tradicionalmente elevados en el sector agrícola, pero también lo es el impacto social que nuestra financiación puede apoyar.

Logramos reducir nuestros costes de acuerdo con nuestros planes y estamos cobrando precios más realistas y sostenibles desde el punto de vista financiero, lo que nos permitió continuar nuestra labor. En resumen, estoy satisfecha con los resultados financieros positivos y veo muchas posibilidades para que podamos seguir avanzando.

Por supuesto, estamos revisando nuestras previsiones a medida que aprendemos más sobre el impacto de los coronavirus, pero es tranquilizador que partamos de una posición de fuerza.

¿Cómo está impactando el coronavirus en el trabajo de Oikocredit y qué está haciendo Oikocredit en respuesta?

Seguimos con nuestras actividades comerciales y monitoreando de cerca la situación. Actualmente, el personal de muchas de nuestras oficinas trabaja desde su casa, siguiendo las directrices locales. Esto está funcionando bastante bien, gracias a la buena infraestructura que tenemos y a las herramientas que ya estábamos usando para mantenernos conectados entre nosotros en los 19 países en los que tenemos una oficina.

Estamos trabajando estrechamente con nuestros más de 600 socios para ver cómo están o podrían estar afectados por el coronavirus, qué apoyo necesitan y qué podemos ofrecerles. Por ejemplo, algunos socios pueden necesitar retrasar los pagos de sus préstamos.

Aun es demasiado pronto para decir cuáles serán todas las consecuencias del coronavirus. Sin embargo, es probable que las personas de bajos ingresos a las que sirven nuestros socios se vean muy afectadas por el coronavirus y sus consecuencias económicas. Esto significa que nuestros socios y las comunidades de bajos ingresos a las que sirven necesitarán apoyo adicional en este momento.

Entendemos que nuestros inversores también pueden estar preocupados por la situación en sus países, así como por su propia situación financiera. Agradecemos a nuestros inversiores por su continuo apoyo a Oikocredit, porque la situación con nuestros socios requiere que seamos pacientes y busquemos juntos soluciones a mediano plazo. Con anteriores situaciones de crisis en los países en los que trabajamos, nuestros socios han demostrado capacidad de recuperación y flexibilidad. Esperamos seguir trabajando con ellos, incluso en estos tiempos de incertidumbre.

El número de nuevos inversores se duplicó en 2019, elevando a 59 000 el número total de personas y organizaciones que invierten en Oikocredit. ¿Qué significa esto para Oikocredit?

Nuestros inversores desempeñan un rol protagónico en nuestro crecimiento y estabilidad financiera, brindando la financiación que necesitamos para que nuestras organizaciones asociadas apoyen a personas y comunidades de bajos ingresos. En 2019, el total de fondos disponibles para la financiación del desarrollo creció en un 3,5%, incluyendo nuestro capital asociado que aumentó en un 4,4%. Debemos mucho a la enérgica campaña de nuestra red de asociaciones de apoyo, su personal y voluntarios.

A medida que la inversión social se ha vuelto más popular y con más competencia, apreciamos mucho la confianza que Oikocredit recibe como el inversionista de impacto social preferido. Esta confianza es especialmente importante para nosotros ahora, ya que queremos estar en condiciones de ofrecer a nuestros socios y a las personas de bajos ingresos a las que sirven el apoyo adicional que van a necesitar.

Si bien el informe anual trata principalmente de cifras, ¿hay algo que le gustaría añadir?

Si lees el informe completo, verás que hay mucho que está detrás de los números. Muestra que Oikocredit es firme en su misión y visión, con una estrategia financiera que prioriza el impacto antes que el crecimiento. También muestra la confianza de nuestros inversores y el gran trabajo de cada persona que contribuyó a que 2019 sea un año muy positivo para Oikocredit, sus socios y las comunidades de bajos ingresos a las que servimos. Quisiera agradecer a todos los que hicieron esto posible.

Te uniste a Oikocredit hace poco más de dos años, ¿cómo se ha desarrollado la organización desde entonces?

Desde el principio me impresionó mucho la experiencia y el compromiso de las personas que trabajan y se ofrecen como voluntarios en Oikocredit. Los últimos años han estado marcados por los cambios organizativos que comenzamos en 2018. Fueron cruciales para ayudar a Oikocredit a seguir siendo relevante para las personas a las que servimos en un mundo en constante evolución y para fortalecer nuestras bases para el futuro. Aunque haya significado decir no a ciertas regiones o sectores, Oikocredit sigue teniendo una cartera diversa.

Nos hemos vuelto más vigorosos, más claros en nuestros procesos y más robustos para lograr el mejor impacto posible donde más se necesita. Esto, por supuesto, no hubiera sido posible sin el cambio en nuestra forma de trabajar. Ahora escucho a la gente hacer preguntas como: "¿Cómo se puede hacer esto mejor, más rápido y a un menor coste?" Personalmente, me sorprende mucho. La cultura de unidad y mejora continua de Oikocredit ha tenido un gran impacto en la implementación exitosa de este cambio y en el logro de resultados financieros positivos, incluso en una época de transición. Estoy seguro de que esta misma cultura nos será de gran ayuda para superar los desafíos que el coronavirus está creando para todos nosotros.

« Atrás

Archivo de noticias

« Previous Next »

mayo 2020

abril

marzo

febrero

enero

diciembre 2019