Participa a Oikocredit! Selecciona la regió on vius

Tancar la finestra
Sevilla Catalunya Euskadi

Què són les Associacions de Suport?

Les Associacions de Suport a Oikocredit són col·lectius de persones voluntàries constituïdes legalment en forma d'associacions sense ànim de lucre. Els socis i sòcies d'aquestes associacions duen a terme tasques de sensibilització i difusió de la missió d'Oikocredit i són una part molt important de l'organització. Les Associacions de Suport són sòcies directes de la cooperativa Oikocredit Internacional, i com a tals, representen en ella a tots els seus socis i sòcies de l'estat espanyol. Actualment existeixen 3 Associacions de Suport: Euskadi, Catalunya i Sevilla.

També existeix un grup de voluntariat actiu a Madrid (pots trobar més informació sobre aquest grup i les seves activitats a: www.madrid.oikocredit.es.)

Catalunya
Cerca

Los ojos de Oikocredit

Los ojos de Oikocredit

20190930_005.jpgdimecres, 10 de de març de 2021

Han visitado 184 organizaciones socias y han conocido a 800 personas en todo el mundo para Oikocredit Internacional, más que cualquier miembro del personal de Oikocredit. La pareja de fotógrafos holandeses, Pauline y Wim Opmeer, son los ojos de Oikocredit.

Primero se lava el pelo. La presidenta de una cooperativa peruana quiere lucir lo mejor posible, después de todo, vienen visitas oficiales. En realidad, Pauline y Wim Opmeer habían llegado al pueblo para fotografiar a la gente y su vida cotidiana. Pero la pareja se ha acostumbrado a ser fotógrafos extranjeros, y el motivo de la gente es una ocasión especial.

Pauline y Wim Opmeer dejaron sus carreras de arquitecto y gerente hace diez años. Como fotógrafos recién formados y autónomos, querían registrar las oportunidades que surgen de la cooperación al desarrollo. Oikocredit fue uno de sus primeros clientes. Pero tuvieron que pasar otros cuatro o cinco años antes de tener una base de clientes estable y poder obtener unos ingresos regulares con este trabajo.

Subiendo y bajando por las colinas

Hoy en día, suministran a 15 organizaciones de los países del Benelux imágenes e informes del Sur global. La planificación aproximada de qué continente y qué países se hace con cuatro años de antelación. Para el transporte en África y Sudamérica, la pareja utiliza su propia autocaravana 4x4, que envían regularmente entre los dos continentes. En Asia, tienen que utilizar aviones, autobuses y taxis.

Los muchos kilómetros de viaje pueden suponer un reto físico. Sobre todo los últimos kilómetros para llegar a los clientes finales asociados, ya que las carreteras y los vehículos suelen estar en mal estado. En el camino hacia un criador de alpacas en Perú, pasaron cinco horas de ida y vuelta en un pequeño jeep. "Con dos metros de altura, Wim podía sentarse en la parte delantera, pero también llevaba las numerosas bolsas de equipo fotográfico", dice Pauline con una sonrisa.

20130701_077.jpg

Estatus especial para los fotógrafos extranjeros

Una sesión de fotos con fotógrafos extranjeros es una ocasión especial para muchos lugareños. Cuando visitaron una cooperativa de café en Honduras, los habitantes del pueblo se vistieron de gala para dar la bienvenida oficial a los invitados. Antes de empezar a trabajar, también quisieron comer juntos. A menudo, Pauline y Wim están acompañados por socios locales de Oikocredit, lo que añade formalidad.

Para cuando llegan al trabajo, la luz de la mañana suele haber dado paso a un sol radiante, y queda poco tiempo antes del viaje de vuelta. Por eso, en Honduras y en muchas otras ocasiones, la persona a fotografiar ha desaparecido y primero hay que encontrarla en la plantación haciendo su trabajo diario.

Wim resume esta prueba de paciencia: "Aquí hay que mantener la cultura y el papel de invitado, pero sin olvidar el trabajo". Cuando se trata de la sesión de fotos, los Opmeer también tienen que respetar los deseos de sus clientes. Para Oikocredit, por ejemplo, es muy importante hacer que las personas sean el centro de atención y mostrarlas en el entorno cotidiano del trabajo financiado por los socios de Oikocredit.

El tiempo apremia, pero...

En esta línea de trabajo, a menudo no bastan los conocimientos lingüísticos. Se necesita un traductor local para anotar las historias de la gente. No pocas veces, una declaración de cinco minutos se resume en un escueto "Todo está bien". Pero sin la historia de una persona, la imagen es sólo la mitad de buena. Así que se trata de hacer preguntas con mucha paciencia. Entonces la respuesta "Todo es bueno" se convierte en una historia conmovedora. Una historia como: "Con la ayuda del préstamo pude crear mi propio negocio. Ahora tengo ingresos para mí y para mis empleados. Miro con optimismo el futuro porque también hay dinero para la educación de mis hijos".

Pauline y Wim Opmeer siempre viajan juntos. Porque dependiendo de la cultura y la religión, las mujeres, por ejemplo, no pueden ser fotografiadas por los hombres. En la India, se fotografió a una mujer que se había quitado el pañuelo de la cabeza especialmente para Pauline. En muchos otros casos, es una cuestión de confianza en el fotógrafo. Esta situación pone una gran sonrisa en la cara de Wim: "Entonces somos el poli bueno y el poli malo, y uno de nosotros consigue hacer la codiciada foto".

20130701_077.jpg

Las incertidumbres de la vida

Los Opmeer organizan y financian sus propios viajes. Solo cuando se cumple el encargo reciben el pago acordado. Por eso, 2019 fue especialmente complicado debido a: los disturbios sociales en Zimbabue, el brote de ébola en Uganda, los nuevos disturbios en Etiopía y la revolución en Líbano, que provocaron estancias acortadas y aplazadas. Con el estallido de la pandemia de Covid-19, tuvieron que interrumpir su trabajo en India y Nepal. Aprovecharon este tiempo para tomarse un "año sabático en casa" y descansar sus cuerpos y almas cansadas.

"En nuestros antiguos trabajos sólo nos gustaba el 20% de las actividades, ahora es el 80%", nos cuentan. La pareja está convencida de que sus fotos cuentan parte de una historia importante y hacen una contribución positiva y duradera a la cooperación al desarrollo. Por eso ya han reservado los vuelos a Namibia. Se espera que lleguen los primeros, ya que su autocaravana está estacionada allí desde hace más de un año.

Pauline y Wim nos cuentan: "Nos hace mucha ilusión poder volver a utilizar pronto nuestras fotografías para dejar constancia del impacto de la inversión para los inversores de Oikocredit".

« Back

Arxiu

« Previous Next »

de juliol 2021

de juny

de maig

d’abril

de març